El verdadero hilo negro

Algunos tratamientos se jactan de resultados que no siempre les son atribuibles. En el caso de esta técnica made in Korea, estaríamos en presencia del Santo Grial de la medicina estética. ¡Y sin pasar por el quirófano! P or MILAGROS BELGRANO

Comparte este post en:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Tal vez la palabra antia – ge te suene aún lejana. Lo mismo ocurría con los liftings de Catherine De neuve que tu mamá y tu abuela revisaban con ojo crítico en las revistas. Quizá no sepas que ciertos procedimientos antiedad se indican, en realidad, mucho antes de lo que podrías pensar. Por ejemplo, a partir de los 30 años de edad, para eliminar líneas de expresión, piel flácida y gorditos; o incluso antes, porque a partir de los 27 empezamos a envejecer y la producción de colágeno decae, lo cual conlleva la aparición de arrugas y manchas en la piel. Pero, a diferencia de los procedimientos quirúrgicos por los que las divas del cine pasaban aún no hace mucho para planchar sus arrugas, estos tratamientos son mínima  mente invasivos. De hecho, uno de los procedimientos más populares en nuestro país es el lifting con hi – los tensores para atenuar arrugas, marcar pómulos y tonificar mandíbulas en riesgo de convertirse en papada. A continuación, te develamos los secretos de esta técnica que a juzgar por sus resultados no ha sido la descubridora del hilo negro, sino todo lo contrario…  

L A R A Í Z : EL COLÁGENO

Mientras los rellenos o fillers, como el ácido hialurónico, generan volumen en la cara con resultados poco naturales a veces, los hilos tensores se insertan en la piel y ni se notan. A milímetros de la dermis, el hilo provoca una producción de colágeno que a las semanas se traduce en un efecto tensor. Vale la pena mencionar que el colágeno es una proteína ubicada entre la epidermis y los músculos, cuyo rol es mantener la tersura y firmeza de la piel. La falta de producción de esta proteína, sumada a que las fibras están mucho más expuestas al paso de la edad, hacen aparecer las temidas arrugas, el deterioro de la piel y la pérdida del tono en los músculos. ¿Y si te preguntas qué ocurre con el hilo al tiempo…? A los seis meses de su aplicación, se reabsorbe y solo verás una piel más tensa. Es una alternativa al lifting tradicional, hecho en quirófano y bajo anestesia total, con los riesgos que toda cirugía conlleva (infecciones o problemas en la cicatrización, por nombrar solo algunos). “Los hilos poseen efectos tensores en cejas y el tercio medio e inferior de la cara”, nos explica Tatiana Velázquez, especialista en medicina estética y micropigmentación. “Para el cuello son una excelente opción cuando la piel es laxa. El procedimiento se hace con anestesia local, lleva un tiempo de recuperación corto y es poco invasivo. L@s candidatos son quienes quieren un cambio gradual pero seguro”, sostiene esta profesional que también dirige el centro médico Zafir, en la Ciudad de México. “El proceso de metabolismo del hilo es de cinco semanas, después de las cuales se ven los resultados que duran aproximadamente año y medio”, revela. 

Suscríbete a nuestra Newsletter

Obtén actualizaciones de la mejor calidad.

Más para explorar

Belleza

El verdadero hilo negro

Algunos tratamientos se jactan de resultados que no
siempre les son atribuibles. En el caso de esta técnica
made in Korea, estaríamos en presencia del Santo Grial
de la medicina estética. ¡Y sin pasar por el quirófano! P or MILAGROS BELGRANO

Carrito de compra
Ir arriba